KONOBA: tradición y patrimonio cultural de Croacia

Konoba

Por: Moja Croacia / Mayo 26, 2020

Konoba es la palabra en croata para decir TABERNA en español, también conocidas en otros países como Pubs, Tasca, Bar, Cantina, Bodegón, y siga contando.

KONOBA TOMIĆ / Gornji Humac, Brač

En Croacia lo interesante del Konoba es que, a diferencia de lo que puedes pensar a primera vista, no se trata solo de un bar con bebidas alcohólicas, aperitivos y ambientes relajados para compartir entre amigos. Es más bien toda una cultura que data de tiempos romanos siglos atrás y representa una expresión cultural de riqueza admirable, parte de la herencia de tradiciones y el acervo patrimonial humano de Croacia.  ¡Así como lo lees! Maravilloso.



La palabra “Konoba” deriva del latín “canaba”, que significa casucha, choza o cobertizo donde se preparó y almacenó los alimentos. En plural, “canabae”, en tiempos de los romanos eran asentamientos fuera de un campamento militar donde soldados o comerciantes se reunían para alimentarse, pero también para compartir. La misma palabra canaba nos ha dado la palabra cabaña en español y cabina en italiano.

El KONOBA, en la Dalmacia croata, posee exactamente esta connotación y en tiempos antiguos, se trataba del lugar para preparar y almacenar los alimentos que, por su ubicación geográfica, bordeando el Adriático, se trataba mayormente de comidas del mar, pero también provenientes de tierra adentro, alimentos cultivados exclusivamente en la región y en las zonas cercanas al Konoba.

Del Konoba no podemos separar los implementos artesanales para la viticultura, pues eran estos lugares los escogidos para mantener las barricas de madera para añejar los vinos, producto por el que también se conoce hoy en día a la región de Dalmacia, por sus encantadores vinos locales.

Por tratarse del lugar de almacenamiento, en el Konoba podías encontrar infinidad de implementos artesanales también para la agricultura y la pesca que adornaban las paredes de piedra maciza, herramientas para trabajar los viñedos y los jardines de olivos y huertos, así como equipos de cacería.

Tal vez el aspecto más encantador del Konoba es el social, no olvidemos que por tradición este es el lugar para unir a las personas, para enaltecer el trabajo duro de los campesinos, hombre y mujeres trabajadores de la tierra y del mar que, a través del compartir de la mesa, el vino y las canciones tradicionales, pasaron de generación en generación su cultura y tradiciones a través de la palabra. Mas que el lugar, era el espacio, el momento de estar juntos, celebrar, reír y llorar.


«El Konoba…glorifica el respeto por el hombre, el trabajador, la mujer campesina. Una taberna es una parte de la casa, principalmente un sótano o una planta baja, que el anfitrión utiliza para almacenar bebidas. Es, como muchos dirían, un lugar sagrado donde la uva se convierte en vino. El papel principal en cualquier taberna pertenece al hombre trabajador, y la taberna es solo su reflejo».

Konoba Bepo, Šibenik, Croacia.


Cuando te decimos que el Konoba es un patrimonio cultural de Croacia, no lo decimos en un sentido banal, más bien textual, literal. En el pueblo de Vrbanj, en la Isla de Hvar, La taberna de la familia Bratanić es el primero y único Konoba en tener el estatus de «Patrimonio cultural protegido de la República de Croacia».

 “Es un símbolo de todos los konobas, aquellos que se han ido y hace mucho tiempo que cerraron sus puertas, pero principalmente aquellos que aún conservan su viejo candelabro y viven sus vidas del pasado. En él se abren puertas imaginarias que conducen a un mundo de fantasía en el que el tiempo se mueve lentamente, las personas eran más felices y saludables, y se contentaban con poco”.


“No fue fácil encontrar paz en esos días, pero la gente encontró su paz dentro del Konoba, y sabían cómo ser felices sin mucho. Podrían estar contentos con un poco de sardinas saladas y aceite y pan para mojar en el aceite, que era saludable, esa era su comida rápida”.

-Miki Bratanić-


Miki Bratanić comenta en su página: “aunque los barriles de nuestro abuelo yacen vacíos hoy en día, todavía se puede encontrar un poco de vino con el que la historia de la taberna adquiere otra dimensión. Esta dimensión une ayer y hoy, mostrándonos que ayer no puede regresar, pero que al menos podemos vivir mañana un poco como ayer. Al menos podemos intentar contentarnos con poco, al menos comer un poco más saludable, vivir al menos un poco más lento, solo un poco. Y un poco es a menudo mucho”.

KONOBA BRATANIĆ- Vrbanj, Isla de Hvar

Según el Ministerio de Cultura, la Junta para la preservación del patrimonio cultural del 10 de julio de 2014, la colección de la taberna Bratanić se ha establecido como un bien cultural protegido por la UNESCO. El inventario de la taberna mantiene el propósito de la taberna tradicional dálmata. Los artículos conservados están relacionados con la viticultura y la vinificación, que han sido las bases de la economía dálmata durante milenios, y la isla de Hvar en particular.

Si algún día visitas Croacia y tienes la fortuna de visitar un Konoba, asegúrate que sea de estos que describimos aquí hoy, de estos que representan una canción, un poema a la tradición, a la buena mesa con recetas y productos autóctonos y que sirvan un buen vino dálmata.

Si tienes suerte tal vez oigas a alguien cantar: «Konobo moja, radosti sva, dušu san svoju, svu tebi da» («Mi taberna, toda mi alegría, te he dado toda mi alma»).

“Depende de nosotros contar la historia del Konoba a nuestros hijos para que la tradición viva. Solo una vez que se hayan ido, nos daremos cuenta de lo importantes que fueron ”

Miki Bratanić

Publicado por Moja Croacia

Entusiasta del turismo, el intercambio cultural, la gastronomía, el amor a la familia y sus raíces.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: