Las Huellas de Roma: Salona y Sisak

Por: Moja Croacia. Junio 15, 2020

Croacia es un país con una historia impresionante, compleja y muy interesante. Tal vez entre tantos hechos históricos de los que seguro vale la pena hablar, resalta el período en que estos territorios pertenecieron al Imperio Romano, el cual incluso le proveyó de un Emperador. En este post, el primero de una serie empeñados en este tema, hablaremos de «Las Huellas de Roma en Croacia». Iniciaremos este viaje por las ciudades de Salona y Sisak.

Hasta donde se sabe, las personas más antiguas de la actual Croacia (en cuanto al período clásico), pertenecían al pueblo Ilirio, pueblo indoeuropeo asentado en Los Balcanes. Los ilirios eran una coalición heterogénea de procedencia tribal, de las que poco se sabe ya que fueron igualmente poco mencionados por los autores clásicos aún cuando poseían su propia organización territorial, cultura, costumbres, contando con una historia de reinados que datan en casi 400 años a.C. Se entiende que a estas tribus les unía a lengua iliria y de allí su nombre.

Ya desde los años 229 al 219 a.C. los pueblos ilirios  tuvieron sus encuentros con la República Romana de la época, y se libraron batallas en lo que se conoció como las Guerras Ilirias, que devinieron en la supresión de la piratería, actividad en el que el pueblo Ilirio predominaba para la época y que ponía en peligro el comercio itálico a través del Mar Adriático.

«Lembos» la nave Iliria más veloz

Con la llegada del Imperio Romano, entre los años 27 a.C. y el 8 d.C. (época temprana del imperio), bajo los mandatos de los emperadores  Augusto y su sucesor e hijastro Tiberio que iniciaron las luchas contra los ilirios y fue precisamente este último, Tiberio, quién finalmente conquistó a las tribus Ilirias y celtas en el año 8 d.C. en una batalla ocurrida cerca de la actual ciudad de Vinkovci (llamado entonces Cibalae).

En el año 10 d.C., los romanos dividieron la provincia de Iliria en dos provincias, la de Dalmacia-Dalmacia (desde el mar Adriático hasta el río Drina y Savus «Sava») y la provincia de Panonia (una parte de Croacia, del norte de Bosnia y una parte de Eslovenia). Además, anexaron el territorio que pertenece a la actual provincia de Istria a la provincia de Venetia (actual Venecia).

En el siglo III, el emperador Diocleciano, nacido en Salona, Dalmacia, en la actual Croacia independiente, inició una serie de reformas que llevaron a dividir, esta vez al imperio Romano, en unidades administrativas más pequeñas, por lo que había de seis a siete provincias en Croacia. Entre las capitales se encontraban las de Salona (Solin) y Siscia (Sisak).

Posteriormente, después de la división final del imperio romano en el imperio occidental y oriental en el año 395 d.C., todo el territorio de Croacia perteneció al imperio romano occidental.

La huella de los romanos aún es visible en Croacia, a continuación, te presentamos tres lugares en donde las puedes apreciar aún los vestigios de esta antigua historia. En próximas entregas te mostraremos aún más!


Salona

Las notables ruinas romanas de Salona se encuentran a las afueras de Solin, un tranquilo suburbio a solo 5 km al noreste de Split. Ahora parte de un parque arqueológico, las ruinas de Salona son extensas, lo que demuestra la importancia de esta colonia bajo el dominio romano. Como son relativamente poco visitadas, vagar por este imperio de ruinas es un viaje evocador a una era de emperadores, gladiadores y mártires cristianos.

Ubicada en el delta del río Jadro, protegida por montañas y rodeada de campos fértiles, Salona fue colonizada inicialmente por los Pueblos Illirios Dálmatas. Fueron seguidos por los griegos que habían establecido pueblos cercanos en Issa (ahora isla Vis) y Tragurion (ahora Trogir). Salona estaba conectada a Trogir por la carretera más antigua de Dalmacia, la Via Munita.

Las paredes rodeaban la ciudad ya en el siglo II a. C., ya que se consideraba un importante centro militar. En algún momento entre el año 40 a.C. y 33 a.C. Salona se convirtió en una colonia romana llamada Colonia Martia Ivlia Salona. Los comerciantes romanos y los veteranos de guerra acudieron en masa a la ciudad y bajo el emperador Augusto se convirtió en la capital de la provincia romana de Dalmacia.

Entre las ruinas del parque arqueológico, se pueden apreciar el Museo Tusculum, el Centro Episcopal, la Porta Cesarea, Kapljuč un cementerio cristiano primitivo, y el Anfiteatro.

Kapljuč

«Cementerio cristiano primitivo en el que se encontró la basílica de los Cinco Mártires. Esta iglesia aislada alguna vez contuvo mosaicos en el piso».

Croatia Traveller


Sisak

Ubicada en la confluencia de los ríos Kupa, Sava y Odra, a 57 km al sureste de Zagreb, se encuentra SISAK. Se considera que la llamada nueva ciudad de Sisak fue construida sobre ruinas romanas y en todas partes se pueden ver trozos de la Siscia (antiguo nombre de la ciudad) romana.

En el sitio arqueológico conocido como «Siscia in situ» se puede conocer de la historia de la ciudad, ver los restos de una muralla romana y una torre del siglo II, así como los restos de «fontica», almacenes romanos para el grano del siglo IV.


En nuestro próximo Post de «Las Huellas de Roma» presentamos Krk y Omisalj. Sigue con nosotros y continuemos juntos nuestro viaje virtual a Croacia y su historia.

Hasta la próxima!

Publicado por Moja Croacia

Entusiasta del turismo, el intercambio cultural, la gastronomía, el amor a la familia y sus raíces.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: